¡Este año, tu lotería de empresa más fácil que nunca!

¿Otro año organizando la lotería de Navidad en la empresa? ¡Líbrate de problemas y déjalo en nuestras manos!

En Loterías La Timba llevamos más de sesenta años repartiendo ilusión desde nuestra Administración en la calle Alonso Heredia de Madrid. Y como en ese tiempo hemos visto docenas de veces el lío que puede ser llevar la lotería de una organización, hemos decidido hacer algo al respecto.

Es por eso que en nuestra web tienes a tu disposición un área privada personalizada para tu empresa, donde todos los empleados podéis acceder y comprar vuestra Lotería Nacional. ¡Totalmente gratis! Tan solo has de solicitarla y os la crearemos, enviándoos vuestra clave de acceso para que podáis haceros con vuestros números reservados desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Puede que te preguntes “¿y por qué recurrir a una Administración? ¡Yo me basto y me sobro!”. Pues bien, si ya te ha tocado llevar la lotería de la empresa alguna vez sabrás que toda ayuda es poca. Y si es tu primera vez, acompáñanos a ver en lo que te estás metiendo.

La primera en la frente: tus compis pasa del tema

La cosa empieza siempre de una forma más o menos inocente. Uno de estos días, en la oficina (o en el Hangouts, o en el Slack, ya sabes), alguien se acuerda de que estamos al borde de diciembre y lanza la bomba. “Gente, ¿vamos a jugar lotería de Navidad?”.

Por supuesto, todos se suben al carro. Todo el mundo quiere jugar con sus compañeros, todo el mundo se anima, y no falta quien incluso anima a amigos y familiares a jugar los números de la empresa. Pero si a ti te tocó organizarlo todo en algún momento, este es el momento en que te entran los sudores fríos.

Entonces escuchas tu nombre. “Manuel se ocupó de todo el año pasado y todo salió bien/es el tío más organizado que conozco y seguro que no le cuesta. ¡Manu, encárgate tú, que eres un máquina!”. Sonríes y te vas al descansillo a soltar blasfemias de las que suben el pan.

El sueño se convierte en pesadilla

Así, sin comerlo ni beberlo, te ves envuelto en una vorágine que incluye (pero por supuesto que no se limita a):

  • Organizar un listado siempre cambiante de participantes
  • Montártelo tu solito para llevar el caos que serán sus idas y venidas
  • Organizar y custodiar los movimientos de dinero.

De pronto descubres que todos tus compis quieren hacerse ricos, pero ni uno de ellos piensa arrimar el hombro, así que te va a tocar comerte el marrón tú solito.

Y sí, tu puedes procurar poner un poco de orden, como fijar un día tope. “El día tal debe estar todo apoquinado, quien no haya soltado la mosca se queda fuera”. Claro, claro. Dile a tu jefe el que se ha hecho el sueco que está fuera de la peña de Navidad, a ver cómo se lo toma.

Lo cual nos lleva a la peor versión del compañero en estas fechas:

Gorrones por doquier

Va de la mano. Como eres el que lleva el tema de la lotería de Navidad de la empresa te toca asimismo ser el fondo monetario internacional particular de tus compañeros. De súbito se te ha puesto cara de tío Gilito y Antonio, María y Luis te dicen que les pongas tú él cash, que ellos seguro que te pagan la próxima semana. Sin falta, ¿eh?

Y tú eres buena gente, así que por supuesto que les haces el favor. Y empiezas a esperar, los días se tornan semanas, y nadie se asoma por tu mesa. Se te agota la paciencia y decides ir tras la gente para recordarle sus deudas, lo que va a hacer que quedes como el malo mientras peleas con el grupo de WhatsApp, con los cruces en el pasillo… hasta que se evidencia la situación.

Al final, tras prestarle el dinero a varios de ellos, estar atento a hallar los números, ir y venir por la oficina y por la ciudad, recordando y volviendo a recordar deudas y plazos, habrá cuando menos uno que te llamará plasta. Seguramente uno de los que te deben dinero.

Cuando semeja que es la gente la que te hace un favor hablándote, ahí es cuando ya piensas “Al cuerno”. ¿No iba esto de unidad y diversión?

Ay si os toca

Y después está el tema de si sois agraciados. Entonces verás maravillado de qué manera todo da la vuelta y mágicamente eres la persona más buscada del país. Ahora es la gente la que va detrás de ti para cobrar su parte, ¡y conviene que la tengas en la mano, en billetes pequeños y sin numerar el mismo momento en que te vean! De súbito, la gente que te ha esquivado con habilidad de ninja estas últimas semanas sale de las sombras. ¡Y encima con demandas!

Al fin se ha celebrado el sorteo y crees que puedes volver a vivir tranquilo. ¡Pues no! Como hayáis sido agraciados te va a seguir tocando recorrer la ciudad en tiempo récord y aguardar a que abran el banco solo para dejar de escuchar los “¿dónde está la pasta?” que vas a oír desde el primer segundo en que se sepa el número ganador.

Todo esto es un dolor de cabeza que sale de tu tiempo libre y que nadie valora, agradece, ni paga. Horas llamando, escribiendo, cuadrando la caja, hablando con la Administración, buscando números… ¡para luego no recibir ni un gracias!

Pues de eso, este año, ni hablar.

De qué forma comprar tu lotería de empresa en Internet de manera fácil

En la 411 de Madrid estamos para ayudarte. Por eso nos encargamos de todos y cada uno de los trámites de la lotería de Navidad de tu empresa a fin de que  solo tengáis que preocuparos de disfrutar de la ilusión.

De manera plenamente gratis, tan solo con pedirlo, te vamos a crear un área exclusiva en nuestra página web, a la que podréis entrar con vuestra propia clave. De tal manera, tú y tus compañeros podréis acceder en cualquier momento y sitio para comprar vuestros décimos reservados.

Una vez se haya celebrado el sorteo os informaremos puntualmente de si habéis sido agraciados con algún premio, y nos encargaremos de todos y cada uno de los trámites necesarios para que los cobréis. ¡Lógicamente, sin recargos ni comisiones!

¡Ya sabes, si este año deseas olvidarte de problemas con tu lotería de Navidad de empresa, confía en Loterías La Timba!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *